9788449317293Me encuentro realizando un curso de usabilidad y uno de los libros recomendados es “Diseño Emocional”, de Donald Norman, en el que hace un estudio de como actúa la mente humana frente al diseño de un site a distintos niveles: visceral, conductual y reflexivo. Donald afirma que el principal objetivo del diseño emocional es hacer nuestra vida más placentera.

Esta tesis se basa en pruebas realizadas por investigadores japoneses e israelíes. Estos investigadores evaluaron diferentes diseños de cajero automático con usuarios reales. Todos los cajeros tenían los mismos botones y las mismas funciones, pero algunos de ellos tenían diseños más cuidados en la estructura, la ordenación de los botones y el aspecto de la pantalla. La mayoría de los usuarios consideraban que los cajeros más atractivos funcionaban mejor que los menos atractivos. Norman explica este fenómeno de la siguiente forma: “las cosas atractivas hacen que las personas nos sintamos mejor, lo que nos lleva a pensar de forma más creativa. ¿Cómo se traduce eso en mejor usabilidad? Muy simple, haciendo que las personas puedan encontrar soluciones a sus problemas más fácilmente”.

De una forma más metódica Norman explica el proceso por el que odiamos o deseamos objetos, influyendo tres funciones cognitivas: visceral, conductiva y reflexiva. La visceral es la primera impresion que nos causa un diseño, evocando emociones positivas o negativas. Las emociones más viscerales se desencadenan inmediatamente porque están basadas en las ventajas evolutivas y principios de supervivencia. Apela a lo más básico del ser humano y donde el color, los sentimientos evocados por fotografías y las formas gráficas se la juegan.

La respuesta cognitiva actúa cuando se prueba el objeto o se tiene una ya una experiencia de uso. Cómo se siente uno al usarlo. Si nos produce placer el usar el producto, la respuesta cognitiva será positiva.

Finalmente, las respuestas reflexivas son las que se producen a largo plazo. Son las sensaciones y evocaciones que puede despertarnos el uso de ciertos objetos: orgullo cuando el objeto denota status social, nostalgia cuando nos recuerda tiempos pasados, etc. ¿Hace recordar algún momento feliz?

Os dejo un presentación del libro por el mismo autor

Elena Infante Pérez
Escribo en este blog sobre lo que aprendo en libros, cursos o de mi propia experiencia. Si a algunas personas les sirve, bienvenidas.

He trabajado tanto del lado del marketing como de la publicidad, lo que me ha ayudado a trabajar en una constante retroalimentación entre la estrategia marketiniana y la creatividad.

Competencias: Branding, dirección de arte, desarrollo de proyectos web, social media

Portfolio: Behance
Email: yosoyelenainfante @ gmail.com